Aprueba Senado Ley de Ingresos 2023; envía el documento al Ejecutivo Federal

  • Proyecta que los ingresos que percibirá la Federación durante el Ejercicio Fiscal del siguiente año serán por un total de ocho billones 299 mil 647.8 millones de pesos 

     

El Pleno del Senado aprobó el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2023, que prevé ingresos por un total de ocho billones 299 mil 647.8 millones de pesos para el siguiente año.  

Las y los senadores avalaron la propuesta en lo general con 65 votos a favor, 44 en contra y dos abstenciones; y en lo particular, con 62 votos a favor, 42 en contra y dos abstenciones, por lo que remitió el documento al Ejecutivo federal para sus efectos constitucionales.  

En el proyecto se estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de tres por ciento para el siguiente año; un tipo de cambio de 20.6 pesos por dólar y una plataforma de producción de petróleo crudo, en mil 872 miles de barriles diarios, con un precio ponderado acumulado del petróleo crudo de exportación de 68.7 dólares por barril.  

También, autoriza al Ejecutivo Federal, mediante las referidas formas de ejercicio del crédito público, para obtener un monto de endeudamiento neto externo de hasta cinco mil 500 millones de dólares.  

El documento no incluye nuevos impuestos ni aumentos a los vigentes, lo que atiende los supuestos del marco macroeconómico, así como a las estimaciones de ingresos y gastos previstos en el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2023. 

Del estimado recaudado, cuatro billones 623 mil 583.1 millones de pesos corresponde a los ingresos del Gobierno federal por impuestos; 470 mil 845.4 millones a Cuotas y Aportaciones de Seguridad Social; 34.6 millones a Contribuciones de Mejoras; 57 mil 193.0 millones a Derechos; seis mil 543.6 millones a Productos y 173 mil 554.2 millones a Aprovechamientos. 

Además, un billón 303 mil 977.5 millones de pesos por Ingresos por Ventas de Bienes, Prestación de Servicios y Otros Ingresos; 487 mil 742.6 millones por Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Subvenciones, y Pensiones y Jubilaciones; y un billón 176 mil 173.8 millones a Ingresos Derivados de Financiamientos. La estimación de la recaudación federal participable será por un monto de cuatro billones 443 mil 267.6 millones. 

En la discusión del dictamen, César Cravioto Romero, senador de Morena, aseveró que Andrés Manuel López Obrador, además de ser el mejor Presidente de los últimos años, resultó ser mejor financiero y administrador de los recursos públicos que muchos personajes que estudiaron en el extranjero. Además, destacó que el peso ha ganado valor frente al dólar y otras monedas. 

Por Acción Nacional, la senadora Minerva Hernández Ramos expresó que los análisis técnicos de instituciones apartidistas corroboran que el Gobierno de López Obrador ha generado más pobreza, menor bienestar económico y mayor desigualdad, “los años pasan y las oportunidades de corregir el rumbo se siguen desperdiciando”. 

El senador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, señaló que en la propuesta no hay ningún estímulo para las micro, pequeñas o medianas empresas; lo que queremos, dijo, es que esto cambie, pero se ve que continuaremos con las obras públicas, pero ahora costeadas por deuda. 

El senador Juan Manuel Fócil Pérez, del Grupo Parlamentario del PRD, dijo que esta Ley de Ingresos está sobrestimada, pues plantea un crecimiento que no es posible, de acuerdo con diversas estimaciones. Ante la falta de recursos, el legislador advirtió que se cometerá “terrorismo fiscal” contra los pequeños y medianos contribuyentes. 

Por el Grupo Plural, el senador Gustavo Madero Muñoz señaló que la administración actual no ha tenido la capacidad de acertar en el crecimiento que ha proyectado en cada Ley de Ingresos. Además, dijo que el aumento del PIB que calculó el Ejecutivo no se obtendrá sino hasta el 2030.  

A su vez, el senador Ovidio Salvador Peralta Suárez, de Morena, afirmó que la oposición desea que le vaya mal a México; sin embargo, subrayó que la recaudación se encuentra por encima de lo previsto, ya que, al segundo trimestre del 2022, los ingresos presupuestarios sumaron tres billones 305 mil 119 millones de pesos, 159 mil millones más de lo previsto. 

En tanto, el senador de Félix Salgado Macedonio, de Morena, asentó que los estímulos del actual gobierno se entregan a jóvenes, adultos mayores y a la población rural, a través de los programas sociales, pues ya no hay “condonación de impuestos”.   

Su compañera de bancada, Lucía Meza Guzmán, indicó que los ingresos que se calculan para el próximo año son realistas y viables, a pesar de que se vive un entorno mundial extremadamente complejo, ante el cual, “este Gobierno no ha actuado ni actuará irresponsablemente y tampoco dejará deudas mayores e inmanejables”. 

Julen Rementería del Puerto, coordinador de la bancada de Acción Nacional, aseveró que el Ejecutivo federal está gastando más de lo que tiene, además de que lo invierte mal, pues no hay crecimiento económico. El legislador denunció la falta de transparencia, la opacidad y la corrupción, lo cual causa un endeudamiento irresponsable.  

El senador José Ramón Enríquez Herrera, de Morena, aseguró que la Ley de Ingresos es objetiva y responsable, lo que se debe gracias a que este Gobierno tiene un “rostro humano”. Además, dijo que la ciudadanía debe saber que la mayor recaudación fiscal se traducirá en una mejor distribución de los recursos a través de programas sociales. 

Posteriormente, 27 senadoras y senadores de diversas fracciones parlamentarias presentaron reservas al proyecto, de las cuales ninguna fue admitida, por lo que el proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2023 fue remitido al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales. 

Comments

  • No comments yet.
  • Add a comment