Despierta, una historia de bullying

Una producción de Heissel Domínguez De Malard, Paola Quintero, Esteban Losa (Co- producción y autor del texto), y con dirección de Javier Loyo.


La Historia: “Selma” y “Beto”, son dos jóvenes de preparatoria, que son objeto de burlas y ofensas por parte de sus compañeros. Esto los lleva a tomar decisiones que pueden o no, favorecer sus vidas, ante circunstancias aún mas adversas que las que ya viven. El teatro en el que se encuentra es un espacio funcional, enfocado a obras de carácter íntimo, no obstante sería conveniente que durante las funciones, se apagara un ventilador que se encuentra en uno de los lados de la sala. ya que el sonido que produce, llega a distraer tanto al público, como a los actores.

 Heissel Domínguez de Malard, interpretando a “Selma”, tiene un buen inicio, y se nota su compromiso con el proyecto, pero honestamente sentimos que su trabajo deslució al final, ya que en momentos donde el personaje debe proyectar un terrible estado físico y emocional, a la actriz le faltó mayor intensidad.Un buen desenvolvimiento de Esteban Losa como “Beto”, brindando el tono de comedia a la obra. Se puede apreciar lo bien que conoce su texto, y hay que reconocer su dedicación. No obstante, el constante nerviosismo del personaje hace que por momentos la interpretación sea un tanto atropellada. También notamos unas manchas de pintura en su vestuario. 

Los chicos encargados de interpretar a los hostiles compañeros, interpretados por Nashla Aguilar, Marilú Villarreal, Isaac Cejudo, y Miguel Alcalde, hacen un trabajo aceptable, pero sentimos que falta mucha mayor dirección en momentos importantes que ayuden a “personalizar” a cada uno. ya que a veces, pudiera parecer que todos interpretan el mismo personaje. Independientemente de que sólo en el caso del personaje de “Marco”, se profundiza acerca de los motivos que lo llevan a ser un “Bully”. 

Otro detalles es el hecho de que a nivel de trazo escénico, en varias escenas, están un tanto amontonados en un espacio que podría ser mejor aprovechado. En las escenas del aula, los pupitres están de frente al espectador, mientras que el pizarrón y la maestra se colocan a un costado, restando credibilidad al desarrollo de la obra. (Tal vez hubiera favorecido una distribución diferente, como por ejemplo, colocar los pupitres de lado, con una ligera inclinación hacia el público).

En el caso de la Maestra, interpretada por Nash Argumosa, el trabajo se fue un poco más hacia la farsa, lo cual nos resulta un poco confuso, ya que el resto del elenco va enfocado de modo más realista. Y en el caso del Prefecto (Sergio Vieyra), hay varios detalles de dicción a corregir, independientemente de que su trabajo nos quedó a deber. 

La escenografía tiene elementos que necesitan ser mejor cuidados. Cosas que deberían ser mejor estructuradas, tales como árboles, o decoraciones en un salón. Mismo caso el vestuario de los chicos cuando están en clase, cuyo contraste en las prendas no deja claro qué clase de escuela es. 

Hay un elemento que nos resultó muy interesante. y es el hecho de que hay algunos “Sueños”, dentro de la historia, que brindan tanto una pauta para comprender los anhelos de algunos personajes, como detalles de humor. Es una buena idea, que merece una mejor estructura, porque en algunos casos es difícil saber cuándo es que están transcurriendo y cuándo terminan. 

No pretendemos demeritar ningún trabajo. Sólo damos un punto de vista, Es muy noble el hecho de que se haga una obra con contenido social, y el texto de Esteban Losa no es menos noble, pero el libreto no nos parece el mejor, así como la idea de hacer la obra en un sólo acto, y con sinceridad, nuestra opinión, es que falta una mayor comunicación entre el texto y la dirección. Hay momentos flojos, y otros en los que falta mayor información dentro del libreto, para que el espectador pueda adentrarse y realmente entender a los personajes y las situaciones en las que se encuentran. 

En cualquier caso, reconocemos que no es sencillo hacer teatro, y que los implicados en la puesta, se muestran comprometidos con su trabajo, y aunque en ésta ocasión nos quedan a deber, el hecho de que existan opciones en cartelera es algo bueno, y es el público quien tiene la última palabra.

Comentarios

  • Aún No hay comentarios.
  • Agregar un comentario