Itatí causa problemas por su alcoholismo

José Solé renuncia a “Mame”

Muy al contrario de lo que han publicado otros medios de comunicación, el maestro José Solé no fue despedido del musical “Mame”, si no todo lo contrario.

De primera mano, la información real, es que, el maestro decidió renunciar a esta puesta, por varias razones que tienen un solo nombre: Itatí Cantoral. Y no es solamente el hecho de que le queda muy grande el personaje a dicha actriz, (que no canta) si no los sucesos tan lamentables que se viven en dicha producción.

Afirmaciones de la familia, amigos y parte de la producción del nombrado musical, afirman lo siguiente: “La señora Itatí se incorporó al proyecto muy tarde, por lo mismo, tendría la responsabilidad de hacer el triple trabajo que los demás, al aprenderse texto, trazo, canciones y coreografías, cosas que no han sucedido. Para continuar, no permite que se le dirija, se molesta de todo lo que le dicen, si se le llama la atención, tomando una actitud de “diva” que no le va”.

Pero eso no es lo peor: “Cantoral, llega en estado etílico a los ensayos. Esa fue la razón para que el maestro Solé, decidiera abandonar la puesta, ya que en una completa y absoluta falta de respeto tanto para el elenco, como para el señor Solé, la producción de dicho musical, decidió solapar las actitudes de “Soraya Montenegro” y darle la espalda y su peso como director, cosa que el maestro, no quiso soportar” Según sus afirmaciones.

Gracias a la mala información que se ha manejado en los medios, hacen ver al maestro Solé, como un empleado más, que por sus propios méritos, fue despedido, todo por querer ocultar lo que el público ya sabe: los excesos de Itatí.

Esta puesta desde el principio ha sido un caos; primero, Veronica Castro, quien se había anunciado con bombo y platillo para interpretar a la “Tia Mame”, abandonó la producción, y sin dar más explicaciones, en su cuenta de Twitter, anunció su retiro de la obra, diciendo que eran unos mentirosos y ladrones y que daba gracias a Dios haberse dado cuenta a tiempo.

Después, sin protagonista, siguieron ensayando, hasta encontrar quien se aventara el paquete, y habiendo actrices de comedia musical con el talento, la edad y el peso escénico para hacerlo, como Olivia Bucio, se lo ofrecieron a Cantoral, quien, está justificando las criticas anticipadas y las inevitables comparaciones con grande actrices que interpretaron este personaje, como Angela Lansbury en Broadway, y Sylvia Pinal en México.

Las fuentes continúan: “Es lamentable, que a pesar de contar con grandes actores como Ricardo de Pascual o Lorena Velázquez en el reparto, hayan incluido a gente que no tiene ningún talento para el teatro musical, como la desatinada intervención de Victor Noriega, y la misma Itatí”.

Con esto, queda claro que, el maestro José Solé, quien cuenta con una carrera en el teatro insuperable, digna, envidiable y sobre más respetada, es víctima de una pésima producción, y sobre todo, “de una novata, grosera y alcohólica, a quien no se le deberían de permitir tales actitudes” aseguran.

De pésimo gusto que lo ataquen a el en la prensa, cuando deberían girar la mirada a Cantoral, quien no es la primera vez que se ve envuelta en esta clase de ardides etílicos.

Comentarios

  • Aún No hay comentarios.
  • Agregar un comentario