Los Miserables, un musical hecho película

Por Fernando García “Max”

Hablar de Los Miserables, no es sòlo hablar de un clásico de la literatura, sino tambien de un musical que llegó para quedarse en el corazón de la gente.

Es por mucha gente sabido, que la versión musical de la historia escrita magistralmente por Víctor Hugo, es un rotundo éxito en cada país en el que ha sido representada. Y en este pasado 2012, llegó la anhelada versión cinematográfica.

Obviamente mucho se especuló, sobre quièn podría protagonizarla. Unos querían un elenco de teatro, y otros esperaban a estrellas de cine representando estos papeles. Finalmente el director Tom Hooper (El Discurso del Rey), logró un balance con un elenco tanto de gente de cine, como de teatro.

No es tarea fácil llevar uno de los musicales más laureados en teatro, por el sendero del cine. Pero Hooper decidió aceptar el reto.

Lo primero era lograr un elenco creíble, y recurrió al versátil Hugh Jackman, el cual inició su carrera haciendo teatro musical en su natal Australia (Fue Gastón en La Bella y la Bestia y el Faraón en José el soñador, pero mencionar sólo dos trabajos), para interpretar el complejo pero maravilloso personaje de Jean Valjean.

Para Fantine recurrió a un nombrre hoy por hoy muy fuerte en la industria; Anne Hathaway, la cual, a pesar de no ser actriz muy conocida en teatro, ya había mostrado sus dotes de cantante en algunas cintas como “Ella Enchanted”.

Para el rígido, atormentado, tenaz y siempre alerta Inspector Javert, recurrió a Russel Crowe… el desacierto total. Tambien estàn personas como Eddie Redmaine (La Teoría del Todo), Amanda Seyfried, Sacha Baron Cohen y Elena Boham Carter.

Por parte de la gente de teatro, se rinde un homenaje a Colm Wilkinson (Famoso por el el Jean Valjean original de la producción Inglesa en 1985), dàndole el papel de Obispo de Digne; personaje que interpreta con lujo de calidad. Para Enjolras, el idealista líder de los estudiantes rebeldes, se decidió por Aron Tveit, quien tiene entre sus trabajos teatrales, haber sido Roger en RENT.

Luego del éxito de Samantha Barks en la producción teatral y el concierto de los 25 años del musical en Londres, Hooper la eligió para dar vida de nueva cuenta a la triste, burda y a la vez delicada Eponine y también se encuentran participaciones de gente como Hadley Fraser, Linzi Hateley y Katie Hall.

Pero mas allá de estos elencos y sus repectivas trayectorias. ¿Qué propone esta adaptación cinematográfica?. ¿Qué tiene de diferente de la teatral, pero repetando la escencia de la misma?…

Tom Hooper se decidió a tomarse ciertas libertades en cuanto a dirección y edición de algunas canciones, pero principalmente tomo la desición de crear un órden de canciones un tanto diferente. Un ejemplo, el cual me parece totalmente acertado, fue que el tema “I Dreamed a Dream” (Si el título les suena y no conocen el musical, sepan que es el tema que lanzó a la fama a Susan Boyle) fuera cantado después del tema “Lovely Ladies”, a diferencia de la obra, en el que se cantan al revés.

Al hacer esto, el tema cobra una profundidad 30 veces mayor, ya que pasa de ser el lamento de una mujer desesperanzada, al grito desgarrador de una mujer destrozada por la vida y las injusticias de su tiempo. Posiblemente una buena parte del premio Oscar que Anne Hathaway ganó, se deba a esa decisión de Hooper de hacer una reinvención del tema al colocarlo donde lo hizo.

Por otra parte, tambien hubo algo que para ser sincero, no me gustó, y fue el hecho de que el personaje de Eponine, fuera un tanto minimizado, en relación a su participación en la puesta teatral. Su maravilloso tema “On my own” ahora se canta justo antes del gran “One Day More”, lo que, a juicio de quen esto escribe, le quita profundidad, ya que ahora vemos a una eponine que sólo sufre por amor, mientras que en la obra, sufre por amor, durante una revuelta en donde muchos se juegan la vida, entre ellos el hombre que ama.

Personalmente creo que Russel Crowe es un buen actor, pero también creo humildemente, que fue una decisión poco acertada para Javert. Independientemente de sus carencias vocales, veo poca expresividad en él. Y si bien es cierto que Javert es un hombre rígido, hay momentos donde vuelca la pasión por la ley y las escenas, como en su tema principal “Stars”, sin olvidarnos del gran momento de crisis cuando su personaje está en un soliloquio que lo lleva a una decisión muy extrema.

Obviamente no pienso contar lo que pasa, a detalle, para que aquellos que a estas alturas no la han visto no pierdan la sorpresa de ver cómo se desenvuelve este musical. Así que sólo me resta destacar dos más…

La primera es la gran revelación como cantante y actor de Eddie Redmaine, que logra conmover ahasta las lágrimas en el tema “Empty Chairs at Empty tables”. Creo que este jóven es una super estrella en potencia.

Y también tengo que destacar lo “Teatral” que fue la idea de Hooper al hacer que todo el elenco cantara en vivo, en vez de hacer el tradicional playback que se estila en las películas musicales. Algo muy osado, pero que creo que logró mucho nivel interpretativo.

En resumen, son versiones dferentes con la misma escencia, una digna película, la cual no eclipsa ni se deja eclipsar por la obra, la cual, por segunda vez regresa a la escena teatral de México de la mano de OCESA.

¿Ya vieron la obra? ¿Ya vieron la pelìcula?

¡Comenta, comparte y suscríbete!

¡Danos like en → Facebook !

¡Síguenos en → Twitter !

¡Síguenos en → Instagram !

Comentarios

  • Aún No hay comentarios.
  • Agregar un comentario