Muere el escritor Vicente Leñero

Escritor, periodista y dramaturgo.

El escritor y dramaturgo Vicente Leñero, falleció este miércoles 3 de Diciembre, así lo informaron sus familiares en un comunicado. A las 8 de la noche su familia lo despedirá en una ceremonia privada y mañana, 4 de diciembre, se le rendirá un homenaje en el Palacio de Bellas Artes, detalló el semanario, del cual Leñero fue fundador y vicepresidente del Consejo de Administración.

Leñero es considerado uno de los autores más importantes de la segunda mitad del siglo XX; un autor que lo mismo ha abordado la novela, el teatro, la crónica, el cuento y el guión cinematográfico, además de ser maestro de varias generaciones de periodistas; ha escrito en total 20 guiones de cine, una decena de novelas, 14 otras de teatro y tres compilaciones de cuentos. 

En su faceta periodística fue uno de los fundadores en la década de 1970 de Proceso, un semanario que desde su nacimiento es considerada una revista de referencia para el periodismo en México.

La primera novela de Leñero fue La polvareda que le publicó Editorial Jus; luego vendría La voz adolorida (1961), el monólogo de un enfermo mental en torno a la vida, con el que muestra el realismo psicológico de sus primeros escritos. En 1963 vinieron Los albañiles, que le valió el premio Biblioteca Breve.

Poco después, Leñero empezó a escribir guiones teatrales, adaptando Los albañiles, en 1970; La carpa, en 1971, y Los hijos de Sánchez, de Oscar Lewis, en 1972.

Influyó en el inicio del género documental del teatro en México y dos de sus trabajos notables son Pueblo rechazado y El juicio.

En la década de 1980, Leñero publicó con éxito varios libros documentales, como La gota de agua y Asesinato; también incursionó en otros géneros. Fue guionista de la película El crimen del padre Amaro (2002), una de las películas mexicanas más exitosas.

También incursionó en el cine, como guionista en películas de la talla de Los de abajo (1978), El callejón de los milagros (1995), La ley de Herodes (1999), El crimen del padre Amaro (2002) y El atentado (2010), trabajos que para González Melo lo hacen el guionista vivo más importante del país y que ha dejado escuela, tanto en cine como en su dramaturgia.

Descanse en paz.

Comments

  • No comments yet.
  • Add a comment